Quienes somos

arraigo e innovación

Situada en medio del Campo de Tarragona, La Montoliva es el nombre de la finca y la masía que dejan constancia de la larga tradición agrícola de la familia Magrinyà. Arraigada en esta zona, ya son siglos que lleva trabajando las tierras planas y fértiles que rodean la masía.

Pero un arraigo que perdura también significa capacidad de cambio. Así que las generaciones actuales de La Montoliva, todos con estudios de agronomía, han ido introduciendo nuevos cultivos y nuevos sistemas de manejo.

Situada en medio del Campo de Tarragona, La Montoliva es el nombre de la finca y el cortijo que dejan constancia de la larga tradición agrícola de la familia Magrinyà. Arraigada en esta zona, ya son siglos que lleva trabajando las tierras planas y fértiles que rodean el cortijo.

Pero un arraigo que perdura también significa capacidad de cambio. Así que las generaciones actuales de La Montoliva, todos con estudios de agronomía, han ido introduciendo nuevos cultivos y nuevos sistemas de manejo.

Situada en medio del Campo de Tarragona, La Montoliva es el nombre de la finca y el cortijo que dejan constancia de la larga tradición agrícola de la familia Magrinyà. Arraigada en esta zona, ya son siglos que lleva trabajando las tierras planas y fértiles que rodean el cortijo.

Pero un arraigo que perdura también significa capacidad de cambio. Así que las generaciones actuales de La Montoliva, todos con estudios de agronomía, han ido introduciendo nuevos cultivos y nuevos sistemas de manejo.

El mas de la Montoliva
El mas de la Montoliva
El mas de la Montoliva
El carrer de la Montoliva
El carrer de la Montoliva
Cavalls
Cavalls

La historia reciente de La Montoliva relata el paso de un monocultivo de melocotoneros en producción integrada para vender al por mayor a un paisaje agrario diverso donde se encuentran legumbres, cereales y fruta - todo en producción ecológica. Diversificar los cultivos es la clave para fortalecer la viabilidad de la empresa familiar y poder vivir dignamente una vida de campesino.

Hace más de 10 años, el primer paso fue introducir la producción ecológica. Reduciendo los químicos se equilibra el ecosistema. "Las plagas se pueden controlar de una manera más natural, sin tratamientos agresivos. La tierra es sabia y se sabe defender", explica Marià, representante de la generación joven de La Montoliva. Paralelamente, él y su padre Josep Maria han ido sembrando diferentes cereales, como la espelta, la jeja o la avena y últimamente la mostaza, intercalándolos con legumbres como el garbanzo o la lenteja. También han plantado almendros y albaricoqueros y han mantenido los olivos centenarios.

La historia reciente de La Montoliva relata el paso de un monocultivo de melocotoneros en producción integrada para vender al por mayor a un paisaje agrario diverso donde se encuentran legumbres, cereales y fruta - todo en producción ecológica. Diversificar los cultivos es la clave para fortalecer la viabilidad de la empresa familiar y poder vivir dignamente una vida de campesino.

Hace más de 10 años, el primer paso fue introducir la producción ecológica. Reduciendo los químicos se equilibra el ecosistema. "Las plagas se pueden controlar de una manera más natural, sin tratamientos agresivos. La tierra es sabia y se sabe defender", explica Marià, representante de la generación joven de La Montoliva. Paralelamente, él y su padre Josep Maria han ido sembrando diferentes cereales, como la espelta, la jeja o la avena y últimamente la mostaza, intercalándolos con legumbres como el garbanzo o la lenteja. También han plantado almendros y albaricoqueros y han mantenido los olivos centenarios.

Camp de cereals i mostassa
Albercoquer amb mànega de rec

El resultado es un paisaje totalmente integrado en el entorno donde se combinan varios cultivos con unas particularidades concretas: están muy adaptados al territorio, no dependen mucho del agua y tienen temporalidades complementarias para que den trabajo durante todo el año.

“El objetivo es conseguir producto bueno y accesible para mucha gente. Siempre he querido hacer alimentos de uso cotidiano como las legumbres o los cereales y no ir a buscar sofisticaciones o cosas que la gente de la calle no pudiera pagar.”

El resultado es un paisaje totalmente integrado en el entorno donde se combinan varios cultivos con unas particularidades concretas: están muy adaptados al territorio, no dependen mucho del agua y tienen temporalidades complementarias para que den trabajo durante todo el año.

“El objetivo es conseguir producto bueno y accesible para mucha gente. Siempre he querido hacer alimentos de uso cotidiano como las legumbres o los cereales y no ir a buscar sofisticaciones o cosas que la gente de la calle no pudiera pagar.”

Una parte de la cosecha la venden al por mayor, como los albaricoques y los garbanzos que se destinan a la elaboración de legumbres cocidas.

Además, hacen venta directa de buena parte de sus productos a tiendas de la zona, cooperativas de consumo y particulares que se acercan a comprar directamente.

El último canal de venta que han introducido es la tienda on-line en esta web. Quien no quiere acercarse a La Montoliva para comprar, puede hacerlo ahora desde casa.

Una parte de la cosecha la venden al por mayor, como los albaricoques y los garbanzos que se destinan a la elaboración de legumbres cocidas.

Además, hacen venta directa de buena parte de sus productos a tiendas de la zona, cooperativas de consumo y particulares que se acercan a comprar directamente.

El último canal de venta que han introducido es la tienda on-line en esta web. Quien no quiere acercarse a La Montoliva para comprar, puede hacerlo ahora desde casa.

Logo La Montoliva

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Mas La Montoliva
Producción de alimentos de uso cotidiano, buenos, ecológicos y accesibles para mucha gente.


Contacto


MARIÀ DE MAGRINYÀ CALAF

Mas La Montoliva
43141 VILALLONGA DEL CAMP

info@lamontoliva.com

© 2019. Tots els drets reservats.
payment-card-img
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.